Select Page

Cómo evitar la legionelosis

Cómo evitar la legionelosis

Una enfermedad infecciosa que de vez en cuando nos da alguna sorpresa en forma de brotes que terminan por afectar a una parte de la población y que en algunos casos puede llegar a tener un pronóstico infausto desgraciadamente. Ahora asistimos a un brote en Cataluña, pero en otros tiempos, hace unos años, ocurrió en Barcelona, en Zaragoza, y en otros lugares de nuestro país.

Este proceso se asocia a una bacteria, legionella, cuyo hábitat suele estar relacionado con aguas estancadas, humedales, torres de aires acondicionados, humidificadores, es decir, el entorno donde prevalece la humedad con unas condiciones adecuadas de temperatura y entorno es su ecosistema preferido.

shutterstock_202698757En las grandes ciudades el problema, una vez que se ha instaurado, se agrava puesto que estamos rodeados de esas grandes torres de aires acondicionados que alimentan de frescor y acondicionan la temperatura de oficinas, grandes superficies, hoteles, hospitales, cuarteles, complejos escolares, universidades, es decir grandes superficies en las que se congrega abundante cantidad de individuos. También puede encontrarse en máquinas de rocío, y centros y fuentes de agua termal.

La legionella provoca una enfermedad infecciosa y transmisible por vía respiratoria denominada legionelosis o enfermedad del legionario, el cuadro es el característico de una neumonía atípica, cursa con fiebre, malestar general, cansancio, tos, espectoración más o menos abundante, diicultad respiratoria e incluso puede originar trastornos gastrointestinales como la diarrea. En casos graves, en pacientes inmunocomprometidos y en personas con patologías concomitantes o debilitadas como pueden ser niños y anciano el proceso puede llegar extremadamente complejo y el pronóstico por lo tanto infausto en algunos casos concretos.

El diagnóstico además de clínico por la historia, antecedentes, signos y síntomas que presenta el paciente es específico de laboratorio y el tratamiento se realiza con antibióticos a los que la bacteria es sensible, por lo que debe ser interpuesto como es lógico por un médico.

En cuanto a las medidas que pueden contribuir a prevenir la aparición de este proceso se encuentran:
-Evitar el estancamiento y el remansamiento del agua en cualquier lugar de la casa (cubos, bañeras, duchas, pilas de la cocina).

-En edificios con depósitos, aljibes o tanques de reserva de agua fría de consumo humano, protegerlos del calor excesivo y de la contaminación. Se recomienda taparlos  con una cubierta impermeable y es aconsejable que estén en serie (sistema de renovación continua del agua), con entrada, salida, rebosadero y purga.

-Se recomienda establecer un programa de mantenimiento que incluya la comprobación de su estado y estructura y limpieza y desinfección una vez al año.

-Si el edificio dispone de un sistema de agua caliente con acumulador se recomienda establecer un programa de mantenimiento, realizado por la comunidad o concertándolo con una empresa autorizada, que incluya la limpieza de los acumuladores y tratamientos anuales de carácter preventivo. Se recomienda mantener la temperatura del acumulador por encima de los 60º C en todo momento.

-En los elementos terminales de la red (grifos y duchas de la vivienda) se recomienda evitar el uso de filtros y accesorios innecesarios, si existen se deberá extremar su limpieza. Utilizar difusores de gota gruesa (duchas). Purgar semanalmente aquellos grifos con poco uso, dejando correr el agua unos 5 minutos. Al menos una vez al año se recomienda desmontar los difusores y/o filtros y desinfectarlos, sumergiéndolos por ejemplo en un litro de agua con 10 gotas de lejía durante 30 minutos. Eliminar las incrustaciones de cal mediante la aplicación de productos adecuados (vinagre u otros productos antical).

-En el caso de disponer de jacuzzi o bañera de hidromasaje se recomienda limpiar y desinfectar la bañera, después de cada uso, especialmente las boquillas de impulsión.

Con estas sencillas medidas de prevención podemos evitar algún disgusto producido por esta bacteria que aunque no es frecuente de vez en cuando salta a los informativos por sus efectos y consecuencias.

1 Comentario

  1. Todas las precauciones son pocas, gracias!

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + uno =

Banner

Banner

Banner Amazon

Banner

Banner

Banner