Seleccionar página

Comprar gafas de sol: qué requisitos deben cumplir

Comprar gafas de sol: qué requisitos deben cumplir

A la hora de comprar unas gafas de sol debemos tener en cuenta los requisitos de seguridad que deben cumplir para protegernos adecuadamente del sol. Más allá de un complemento de moda, las gafas de sol cumplen una función muy importante y aquí te explicamos todo lo que debes saber para comprar unas gafas de sol. 

 

Además de ser un accesorio de moda que nos pueden quedar mejor o peor, las gafas de sol nos  protegen de la luz ultravioleta y en verano la intensidad de la misma es mayor por lo que el objetivo número uno a la hora de comprar unas gafas de sol es que estas nos protejan adecuadamente, es decir, que cumplan su función. Pero hay que tener en cuenta más cosas antes de decidirnos por comprar un modelo de gafas de sol u otro. 

 

 
Comprar gafas de sol: normativa

Existen una serie de normas y homologaciones que son obligatorias para las gafas de sol. Así que antes de comprar unas gafas, debemos asegurarnos de que cumplen con estos requisitos legales, que son los siguientes según explican desde Efe. 

  • Las gafas deben estar totalmente identificadas con nombre y dirección del fabricante, país de origen y categoría del filtro. 
  • Debe recoger también el grado de protección que ofrece contra la radiación ultravioleta. 
  • Las gafas de sol deben llevar también el distintivo de la CE, que asegura que el producto ha cumplido con todos los requisitos que exige la Unión Europea. 
Comprar gafas de sol: protección contra la luz solar y ultravioleta

Uno de los objetivos principales de las gafas de sol es protegernos de la radiación solar. Por lo que a la hora de comprar unas gafas de sol es necesario definir para qué las vamos a usar y a partir de ahí escoger entre las distintas categorías. 

Las categorías de protección de radiación solar van desde 0 hasta 5, siendo la categoría 0 la que más radiación deja pasar -entre un 81% y un 100%- , la protección más baja por tanto; a la quinta categoría en la que sólo dejamos pasar entre un 4% y un 7% de la luz. Las gafas de sol de esta categoría son las que suelen utilizarse en alta montaña. 

Protección contra los rayos ultravioleta

Todas las gafas de sol tienen que garantizar la protección ante los rayos ultravioleta.

Estos se dividen en 3 categorías: los rayos UVC, absorbidos por la capa de ozono; los rayos UVB, responsables de las quemaduras del verano y los rayos UVA, de largo alcance y relacionados con las cataratas y hasta la degeneración macular. 

Nos explican desde Efe salud, que estos rayos están siempre por debajo de los 400 nanómetros, por eso necesitamos a la hora de comprar nuestras gafas de sol que tengan un filtro UV400 que nos garantiza una protección de los rayos ultravioleta. Si las gafas de sol que compremos no tienen ninguna protección UV, los tres tipos de rayos de los que hemos hablado pasarán al ojo pudiendo causar daños importantes.

Cuida tu piel en verano: cuidado con las manchas

La exposición solar no solo causa daño a nuestros ojos en caso de no protegerlos correctamente, sino que toda nuestra piel está expuesta durante todo el año a la luz solar y a los rayos ultravioleta. Pero por supuesto en verano es más importante proternos adecuadamente para no tener manchas en la piel y no sufrir otras consecuencias más graves. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − trece =

BannerNovartis

Banner

Banner

Banner

Banner

Banner