¿Cansados de desayunar la típica tostada, galletas con leche o zumo de naranja?

Os proponemos unos desayunos saludables. 5 recetas fáciles, rápidas y un tanto originales para daros fuerza por la mañana.

Es una comida importantísima porque es el encargado de despertar nuestro cuerpo después de un periodo prolongado en ayunas. Los desayunos saludables no tienen porque ocuparte mucho tiempo en las mañanas, todos sabemos que en muchas ocasiones la falta de tiempo es el responsable de un desayuno escaso, poco nutritivo y nada saludable.

Empezar el día con desayunos nutritivos harán que nuestro metabolismo se active desde las primeras horas de la mañana, tendremos un mejor rendimiento físico, seremos más eficaces y nos sentiremos mejor durante el día. ¡Ya no hay excusas para no desayunar!

Buen provecho y a disfrutar de estos desayunos saludables, que se pueden realizar en 5 minutos y con un máximo de 5 ingredientes.

Fajitas de pavo y aguacate

Rellenar una fajita de tamaño pequeño o mediano con 3 lonchas de pavo y un cuarto de aguacate laminado. También le podemos añadir unos tomatitos cherry laminados  o unas hojas de lechuga. Como condimento, podemos añadir unas gotitas de limón (el concentrado de limón resulta muy útil). Y si queréis mejorar la receta más todavía, os aconsejamos añadir 2 ó 3 hojas de albahaca fresca. Un desayuno fácil de preparar, rico y saludable.

Smoothie de tomate

Esta receta es muy fresca y aporta muchísimas vitaminas. En una batidora o robot de cocina, mezclad dos tomates grandes, 100 ml de zumo de tomate, 50 ml de zumo de manzana, media zanahoria troceada, un poco de apio (unos 15 gramos) y cubitos de hielo (al gusto). Y listo. Para los más atrevidos, os aconsejamos unas gotitas (dos o tres) de tabasco. ¡Menudo despertar!

No es bueno ni recomendable saltarse el desayuno por las mañanas o hacer una ingesta demasiado frugal. Saltarse el desayuno puede derivar en problemas metabólicos y obesidad.

Tortilla de espinacas y gouda.

Batir uno o dos huevos (según el hambre) y añadir sal y pimienta negra. En una sartén, calentar un chorrito de aceite de oliva y cocinar un puñado de espinacas (2-3 minutos). Reservar. Añadir los huevos batidos a la sartén. Cuando la tortilla esté casi hecha añadir sobre una mitad las espinacas, tres cucharadas de maíz dulce y queso gouda rayado. Doblar la tortilla por la mitad para que os quede como un taco y dejar a fuego medio un minuto para que se derrita el queso. Y listo.

No desayunar o desayunar poco daña gravemente el corazón

 

Yogur griego con frambuesas.

Este es un desayuno muy practico y rapidísimo de preparar. Utilizamos el yogur griego porque tiene más proteínas y menos azúcares que el yogur tradicional aunque su nivel calórico sea un poquito más alto.

Añadimos 50 gramos de frambuesas a los 150 gramos de yogur griego (mejor sin azúcares añadidos) y mezclar. Así de fácil.  Para los más golosos, podéis espolvorear  dos cucharadas de coco en polvo.  Buenísimo.

Truco: utilizar frambuesas congeladas, así no corréis el riesgo de que podrezcan y conservan todos las vitaminas. Sacar las frambuesas del congelador la noche anterior y dejarlas descongelar lentamente en el frigorífico para que suelten todo el jugo. Se mezclarán estupendamente con el yogur por la mañana.

Avena con manzana, nueces y canela.

Para dos personas: mezclar 125 ml de agua con una pizca de sal y hervir. Añadir una manzana troceada, 90 gramos de avena y media cucharadita de canela. Dejar hervir a fuego medio durante 2-3 minutos. Retirar y antes de degustar, añadir un puñadito de nueces y para endulzar un poco dos o tres cucharas soperas de miel o sirope de arce.

Té verde para empezar el día, 10 saludables motivos

Acompaña tus desayunos saludables con un té verde, una excelente opción para empezar el día.