Select Page

Inflamación de la próstata ¿Síntoma de alarma?

Inflamación de la próstata ¿Síntoma de alarma?

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez que forma parte del aparato reproductor del hombre cumpliendo principalmente dos funciones: permitir el paso de la orina desde la vejiga y permitir el paso del semen durante la eyaculación.

Con la edad, y el paso de los años, la próstata aumenta de tamaño por lo que los médicos pueden hablar normalmente de inflamación de la próstata sin que ello sea preocupante.

Eso sí, es importante diferenciar una inflamación de la próstata benigna de otros problemas que ahora veremos.

Es decir, a partir de cierta edad, una pequeña inflamación de la próstata es normal, pero siempre es importante consultar con el médico y realizar revisiones periódicas con el urólogo para comprobar que todo forma parte de la normalidad. 

3 Tipos de inflamación de la próstata que se deben a distintos motivos:

  • Prostatitis

Es una inflamación benigna de la próstata y el tipo de inflamación más habitual una vez que se superan los 50 años. Es una inflamación causada normalmente por una infección dentro de la próstata.

  • Hiperplasia benigna

También es bastante común después de los 50 años y normalmente se debe a alteraciones en las hormonas sexuales masculinas.

En la ilustración podemos ver la diferencia entre una próstata normal y una que sufre de Prostatitis, una inflamación benigna de la próstata

  • Cáncer de próstata

En ocasiones esa inflamación de la próstata puede ser un cáncer de próstata, uno de los tumores más frecuentes en hombres. Sin embargo la causa de inflamación de próstata más común no es para nada el cáncer, sino cualquiera de las dos anteriores afecciones, por eso conviene realizar revisiones periódicas en urología, aunque siempre desde la tranquilidad.

Síntomas de la Próstata Inflamada

Los síntomas más comunes de la inflamación de próstata, son los siguientes:
  • Ganas de orinar más a menudo
  • Sensación de ardor durante la micción
  • Escalofríos
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Problemas para orinar

En ocasiones la prostatitis puede dar lugar a dolor en la ingle o en la parte inferior del abdomen. También puede ocurrir que la orina tenga una pequeña cantidad de sangre. Puede cursar también con dolor durante la eyaculación.

Normalmente una prostatitis suele durar entre dos y tres semanas, si la duración es mayor podría tratarse de una prostatitis crónica y sería necesario realizar seguimiento por parte del urólogo. 

“Si la prostatitis dura más de dos semanas puede tratarse de una prostatitis crónica y necesitará seguimiento por parte del urólogo”

¿Por qué se inflama la próstata?

La inflamación de la próstata siempre va a requerir un examen de próstata en el urólogo, pero las causas de que esta se inflame dependen precisamente del tipo de inflamación. Es importante recordar, que con el paso

Las causas de la inflamación de la glándula prostática dependerán principalmente del tipo de inflamación al que nos refiramos.

Si hablamos de prostatitis, esta puede ser bacteriana y no bacteriana: en un caso la provocan las bacterias y en el otro caso no es un origen bacteriano, sino que lo habitual es que la orina penetre en la glándula de la próstata a través de sus conductos y esto provoque la inflamación.

La hiperplasia prostática se debe principalmente a alteraciones de las hormonas masculinas que hacen que la próstata padezca hiperactividad en su crecimiento.

Factores de riesgo de prostatitis

Existen hechos y factores que pueden hacer que se produzca una prostatitis más fácilmente:

Haber padecido ciertas enfermedades de transmisión sexual

Haber sufrido a menudo infecciones de vejiga

Tener un tracto urinario anormal

Cáncer de próstata, detección precoz y tratamientos adecuados

Tratamiento para la inflamación de próstata

Es fundamental recordar que aunque la inflamación de próstata es habitual en hombre a partir de cierta edad, es necesario siempre consultar con el urólogo.

Una vez detectado el problema, el tratamiento para la inflamación de próstata dependerá de su origen. En el caso de la prostatitis bacteriana, se recurrirá al uso de antibióticos mientras que para la hiperlapsia suelen recomendar cirugía que se puede realizar, en función del paciente, hasta de tres maneras distintas.

Existen también recomendaciones que pueden ayudar a mitigar los síntomas de la prostatitis, como evitar el consumo de productos que irritan la vejiga, como alcohol, cafeína, alimentos picantes, etc y beber más de 2 litros de agua al día para orinar frecuentemente y limpiar así los conductos de las posibles bacterias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 13 =

Banner

Banner

Banner Amazon

Banner

Banner

Banner