Seleccionar página

Listeriosis: qué es, prevención y síntomas

Listeriosis: qué es, prevención y síntomas

La listeriosis es una enfermedad transmitida por alimentos que contienen la bacteria llamada listeria monocytogenes, presente en la tierra y en el agua. Esta bacteria puede encontrarse en una gran cantidad de alimentos, tanto crudos como procesados y también los elaborados con leche no pasteurizada. Es una bacteria difícil de eliminar porque en contraposición con otras bacterias, el frío no la elimina. 

 

El brote de listeriosis registrado en Andalucía en verano de 2019, provocado por el consumo de una carne infectada con la bacteria, convirtió en actualidad esta enfermedad provocada por una bacteria que puede resultar letal. A raíz de los centenares de casos, el Ministerio de Sanidad lanzó una alerta internacional por el brote de esta enfermedad notificándolo tanto a la Organización Mundial de la Salud (OMS) como a la UE. 

Listeriosis: qué es

Se trata de una enfermedad provocada por la bacteria listeria presente en animales salvajes y domésticos, así como en el agua y los suelos. Cuando una persona ingiere un alimento con esta bacteria desarrolla listeriosis pudiendo tener desde problemas gastrointestinales moderados o graves a una meningitis o sepsis

Mujeres embarazadas, fetos, personas con el sistema inmunitario debilitado y personas de edad avanzada, son más propensos a contraer la enfermedad. 

Mujeres embarazadas, fetos, personas con el sistema inmunitario debilitado y personas de edad avanzada, son más propensos a contraer la enfermedad. 

Listeriosis: síntomas

Los síntomas de la listeriosis varían y dependen de la persona y de la parte del cuerpo que haya sido afectada. En ocasiones da lugar a fiebre y problemas digestivos que pueden ser confundidos con otras enfermedades digestivas u otros agentes trasnsmitidos en los alimentos, de ahí que no siempre sea diagnosticada. 

En ocasiones los síntomas de la listeriosis pueden confundirse con una gripe normal, dando lugar a diarrea, molestias digestivas, fiebre, dolor musuclar, fatiga, etc. 

En mujeres embarazadas los síntomas de la listeriosis son potencialmente más graves pudiendo llegar incluso a causar un aborto espontáneo. 

En algunos casos se producen infecciones más graves que pueden dar lugar a otras complicaciones potencialmente mortales como la sepsis o septicemia y la meningitis. 

Listeriosis: prevención 

Obviamente si se detecta que un alimento está infectado con la bacteria listeria, no se debe consumir y se debe advertir a las autoridades competentes para que no se produzca un brote. 

La prevención de la listeriosis pasa por unas correctas prácticas de fabricación de higiene y control efectivo de la temperatura en toda la cadena de “producción, distribución y almacenamiento de alimentos, incluso en el hogar”, recomiendan desde ABC Salud. 

La listeria es resistente al frío, por lo que las precauciones que se toman para otros agentes como el anisakis, no sirven en este caso. Se recomienda siempre lavarse bien las manos tras haber tenido contacto con animales y cocinar bien los alimentos, a altas temperaturas. 

Sepsis: posible consecuencia de la listeriosis

En algunos casos, aunque no es lo más común, una listeriosis puede desembocar en una sepsis o septicemia. Es una de las consecuencias más peligrosas que puede ocasionar la bacteria. 

Anisakis: cómo evitarlo

El anisakis es un parásito digestivo que vive en el tubo digestivo de mamíferos marinos y peces. Cuando ingerimos un pescado contaminado con anisakis puede provocarnos desde alteraciones digestivas a peligrosas reacciones alérgicas. Te damos las claves para evitar el anisakis, una de las alergias más prevalentes en Japón. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =

BannerNovartis

Banner

Banner

Banner

Banner

Banner