Seleccionar página

Medicina Hiperbárica: aplicaciones y ventajas

Medicina Hiperbárica: aplicaciones y ventajas

La denominada Medicina Hiperbárica ha demostrado en los últimos años grandes efectos positivos especialmente en grupos determinados de pacientes. Diabéticos, enfermos crónicos, pacientes oncológicos y pacientes con amputación de miembros podrían ser los más beneficiados al conseguir una mayor oxigenación del cuerpo. El Hospital HM Montepríncipe cuenta ya con una Unidad de Medicina Hiperbárica. 

 

 

 

La base de la Medicina Hiperbárica es el aumento de la oxigenación del cuerpo para lo que se emplea oxígeno sanitario cuya pureza es del 99,99%, denominado oxígeno 3.0. El tratamiento se realiza en cámaras hiperbáricas que alcanzan una presión de hasta 3 atmósferas. La Dra. Ane Escribano, responsable de la Unidad de Medicina Hiperbárica del Hospital Universitario HM Montepríncipe, señala que “las células requieren oxígeno para vivir y a través de la aplicación de tratamientos hiperbáricos se consigue acelerar los procesos de cicatrización, curación y cierre de heridas, úlceras y escaras”. De ahí que la Medicina Hiperbárica resulte tan beneficiosa para pacientes diabéticos y pacientes que han sufrido amputaciones de miembros. 

El oxígeno 3.0 se almacena en el plasma sanguíneo, apunta la experta, “por lo que la llegada a nuestras células no depende de la hemoglobina, llega directo a través del plasma”. 

Su uso es interesante también para otro tipo de pacientes. “Sus beneficios son también muy importantes en úlceras o heridas que no cicatrizan. Las heridas crónicas, por presión prolongada como las úlceras de decúbito o por falta de cicatrización, como el pie diabético, también obtienen grandes resultados con Medicina Hiperbárica”. Explica la experta que en estos casos, “los pacientes tienen una circulación sanguínea alterada por lo que el oxígeno no llega eficazmente a los tejidos dañados y es fácil además que se produzcan infecciones que complican la curación”. 

La Medicina Hiperbárica está también recomendada para los casos de intoxicación grave por monóxido de carbono. “En estas situaciones, el tratamiento en cámara hiperbárica consigue eliminar el monóxido de carbono en tiempo récord, reduciendo así las consecuencias de la hipoxia”. señala la responsable de la Unidad. 
 

Aplicaciones de la Medicina Hiperbárica

La Medicina Hiperbárica tiene numerosas ventajas que benefician especialmente a determinados pacientes, pero su uso es muy amplio. 

Desde HM Hospitales destacan algunas de sus aplicaciones más comunes y ventajosas. 

  • Neurología. La Medicina Hiperbárica puede resultar muy beneficiiosa en neuropatía periférica, esclerosis múltiple, ataques fulminantes, daño en la médula espinal, etc. 
  • Aparato Digestivo. Hepatitis, Neumatosis cistoide intestinal, úlcera gástrica y enterocolitis necrótica son algunos de los problemas que pueden ser tratados con Medicina Hiperbárica. 
  • Traumatología. Daños por aplastamiento, daños en tejidos blandos, síndrome compartimental, etc. 
  • Oncología. La Medicina Hiperbárica puede ser beneficiosa para pacientes que reciben tratamiento con radioterapia. 
  • Neumología: embolismo pulmonar y aumento de la capacidad pulmonar, entre otras aplicaciones. 
  • Cirugía plástica y estética: estiramiento facial, cirugía de senos, liposucción, eliminación de manchas por foto envejecimiento… 
  • Cardiovascular: isquemia del miocardio, ayuda en cirugía del corazón, diabetes y pie diabético, entre otras. 

Medicina Hiperbárica: sesiones

Antes de comenzar las sesiones, el paciente debe ser valorado y analizado por un médico especialista que compruebe que todo es correcto y examine, entre otras cosas, los oídos para ver si podrán soportar la presión. Si el resultado indica que el paciente es apto para la Medicina Hiperbárica, comenzará el proceso. 

Para ello es necesario que deje todos los dispositivos electrónicos y se vista  con ropa cómoda de algodón para acceder a la cámara. 

El número de sesiones dependerá de cada paciente aunque existen protocolos estandarizados para la mayoría de las aplicaciones de tratamientos con cámara hiperbárica. La Dra. Escribano señala que para que el tratamiento sea eficaz, “es preciso que la presión sea de, al menos, 2 atmósferas”. Y es que cuanto mayor sea la presión ambiental a la que se administra el oxígeno puro, mayor va aser la cantidad de oxígeno que va a ir disuelto en plasma, y por tanto, mayor cantidad de oxígeno va  a llegar a los tejidos mal oxigenados”. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =

BannerNovartis

Banner

Banner

Banner

Banner

Banner