La Urticaria Crónica, es una afección dermatológica caracterizada por la aparición repentina de habones, eritemas, o ronchas de diferentes tamaño, en la piel, que provoca prurito (picor).

Se calcula que en España entre el 15 y el 20% de la población puede tener esta afección en cualquier momento de su vida.

En muchas ocasiones la Urticaria Crónica (UC) no tiene un origen conocido, pero por su sintomatología afecta de manera considerable a la calidad de vida de los pacientes que la sufren. La sintomatología de la Uritcaria Crónica puede prolongarse por más de seis semanas, y los habones o ronchas que aparecen y desaparecen en intervalos de menos de 24 horas.

Urticaria Crónica:  posibles causas

La UC, como el resto de urticarias, se produce por una liberación de un neurotransmisor denominado histamina que se encuentra almacenado en unas células llamadas mastocitos. Cuando estas células se activan, por cualquier estímulo, liberan histamina a los tejidos y esta sustancia más allá de los vasos sanguíneos es lo que causa el picor, los habones, las ronchas.

De ahí que en muchas ocasiones, administrar un antihistamínico pueda ser la solución, pero es frecuente que no sea la cura definitiva, por lo que es necesario pensar que puede haber otras causas que den lugar al cuadro sintomatológico de esta enfermedad.

La Urticaria Crónica es en la mayoría de los casos de origen autoinmune, pero en muchos otros casos se desconoce su origen.

Así, desde la web Urticariacrónica.org, advierten de otros factores que pueden estar relacionados con el desarrollo de la Urticaria Crónica:

  • Algunos alimentos y aditivos alimentarios
  • El sol
  • El estrés
  • Predisposición genética
  • Medicamentos como antibióticos, antiinflamatorios no esteroideos, hormonas, psicotrópicos…
  • Patologías asociadas

“Se calcula que entre el 15 y el 20% de la población española puede sufrir Urticaria Crónica en algún momento de la vida”

Urticaria Crónica: Diagnóstico y Tratamiento

El diagnóstico  se realiza tras un estudio detallado de los síntomas, la historia clínica, la exploración física y es un diagnóstico diferencial que requiere ser realizado por un especialista.

Desafortunadamente, como apuntan en la web www.urticariacronica.org, no hay un tratamiento curativo, sino que existen tratamientos para aliviar los síntomas.

En algunas ocasiones puede funcionar un tratamiento no farmacológico que pasa por reducir el estrés, evitar ciertos alimentos, etc. Pero el tratamiento farmacológico es más eficaz y se basa en el uso de los antihistamínicos. 

Urticaria Crónica: Enfermedades Asociadas

Como enfermedad autoinmune, la UC, está más estrechamente relacionada con otras enfermedades de tipo autoinmune. Pero en la bibliografía médica, se mencionan en concreto algunas patologías asociadas como las siguientes:

  • Urticaria vascular asociada al Lupus Eritematoso Sistémico
  • Artritis Reumatoide
  • Crioglobulinemia
  • Síndrome de Sjögren
  • Tiroiditis Autoinmune
  • Anemia Perniciosa
  • Neoplasias
  • Parásitos y Hongos
  • Hiperparatiroidismo
  • Diabetes Insulinodependiente

La Verdad Increíble: campaña de visibilidad de la Urticaria Crónica

La Asociación de Afectados de Urticaria Crónica (AAUC) ha puesto en marcha en Madrid junto con la farmacéutica Novartis, la campaña “La verdad increíble” con el objetivo de informar a la sociedad sobre la Urticaria Crónica, mostrar sus síntomas, los posibles tratamientos y sensibilizar sobre cómo afecta esta patología a la calidad de vida de sus pacientes.

Durante la presentación de la campaña, destacaron la cifra de incidencia de la Urticaria Crónica, con “más de 300.000 afectados en España”, según la AAUC.

La campaña consta de un circuito informativo en la calle con verdades y mentiras sobre la Urticaria Crónica, que mostrarán a todos los interesados la realidad de una patología que afecta mucho a la calidad de vida de sus pacientes. La campaña arrancó en octubre en Madrid y viajará también a ciudades como Bilbao y Málaga.